01

Con pan y vino de la bodega Meoriga, se anda el camino en Tierra de Campos.

En el corazón de Tierra de Campos, Mayorga, Valladolid, en 55 hectáreas de tierra rojiza arcillosa, mezclada con cantos rodados, están plantadas las viñas de Prieto Picudo, Alvarín y Verdejo que pertenecen a Meoriga, la bodega de la que David Urquizu Llorente es Presidente del Consejo de Administración y cuenta con 92 socios. Las instalaciones pertenecen a una antigua cooperativa de socios de la comarca que se fundó en 1964 y contaba entonces con 3.500 hectáreas. David Urquizu lleva 10 años con ésta bodega de la que aún se conservan todas las gigantescas tinas de hormigón, donde todavía se preparan los caldos. Cada tina tiene una capacidad de 64.000 litros. La elaboración de estos vinos con éste método, lleva mucho trabajo manual aparte de darle a la bodega un aspecto muy tradicional. Usar tinas de hormigón es la mejor manera de conservar el vino, dado que para obtener los mejores resultados, es necesaria la técnica llamada “micro oxigenación”. Ésta micro oxigenación hace que deje pasar una mínima cantidad de oxígeno y el hormigón consigue esto gracias a su microporosidad y no deja residuos en el vino. De ahí que la tina de hormigón sea el mejor material para producir los mejores vinos. Por éste motivo, los vinos de Meoriga son muy especiales y tienen una calidad óptima.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

David nos recibe en una moderna y acogedora “Sala de catas”, un espacio de mucha lúz natural, una mesa enorme rodeada de altas banquetas y paredes vestidas de un muestrario de vinos muy bien expuestos según su tipo y color. Cuenta también con una curiosa tienda de “productos gourmet“ de la zona. En el sótano, antigua orujera, podemos admirar la “Sala de barricas” donde reposan 60 barricas de roble y en cuyo interior se conserva el vino tinto a una temperatura de 15 grados centígrados y 75% grados de humedad.

La bodega Neoriga cuenta con cuatro vinos y un Vermút premiados. ESENCIA 33, Prieto Picudo Rosado Madreado (Cinve de plata 2019 y Bacus de plata 2019) ESENCIA 27 el Verdejo semidulce más premiado de España, ESENCIA 33 Blanco Albarín (premio de oro Monovino 2016), SM50 CRIANZA Prieto Picudo tinto Edición Especial  ( Zarcillo de plata 2009)  y el Vermút ESENCIA TABIRA (Cinve de plata 2019)  elaborado con Prieto Picudo y especias vegetales de Tabira. Éste, está basado en un antiguo preparado original de hace más de 90 años y tiene un envase muy atractivo y original a modo de “tarro de preparados” como recuerdo al padre y abuelo de David quienes fueron farmacéuticos. Hay que felicitar a David y a sus socios por convertir un antiguo proyecto en una vía de futuro para la comarca de Tierra de Campos y así, luchar contra la España vaciada.

Mondelopress.com

With bread and wine from Meoriga bodegas, you walk all across Tierra de Campos.

In the heart of Tierra de Campos, Mayorga, Valladolid, across 55 hectares of red terracota soil mixed with small boulders, Prieto Picudo, Albarín and Verdejo grapevines are growing. They belong to bodegas Meoriga, where David Urquizu Llorente is the  President of Administration, with 92 board members. The premises which used to belong to an old wine cooperative founded in 1964 and was formed by several partners from the area,  had 3.500 hectares in the old days. David Urquizu has been here for the last 10 years. The bodega still houses all of the old gigantic concrete wine vats where the liquid is prepared and stored and each, has some 64.000 litres capacity. The making of wine this way, apart from giving the bodega its very traditional look, requires an incredible ammount of manual work. The use of concrete wine vats is the best way to preserve wine, because to obtain the best results, you need a special technique called “micro oxygenation”. This allows a minimum quantity of oxygen to get into the wine and the concrete, because of its micro porous surface, makes this posible and does not leave any residue either. For this reason, concrete is the best material to produce the optimum quality wines and Neoriga’s certainly are. David, welcomes us in the “Sala de catas”, a modern but cosy light space with a huge table in the centre surrounded by several high stools and a beautiful display of wine bottles that cover the best part of it’s four walls. It also has a small but unusual shop with gourmet products of the area. In the basement that used to serve as a grape marc making area, we can admire the “Sala de barricas”. Here, 60 oak barrels rest with their bellies full of red wine at a temperture of 15 degrees Celsius and 75% humidity. Bodegas Neoriga have 4 prized wines and 1 prized Vermuth. ESENCIA 33 Prieto Picudo Rosado (Silver Cinve 2019, Silver Bachus 2019). ESENCIA 27 Verdejo medium sweet, the most prized in Spain, ESENCIA 33 White Albarín (Monovino Gold Medal 2016), SM50 CRIANZA Special Edition Red (Siver Zarcillo 2009) and Vermuth ESENCIA TABIRA (Silver Cinve 2019) Prieto Picudo and vegetable spices. This one is  based in an old 90 year old recipe and it has been bottled in an unusual container similar to a “preparation jar”, in memory of David’s father and grandfather who were chemists. One must congratulate David and all 92 members for turning this old project into a way forward for the region of Tierra de Campos and in this way, help with the empty Spain’s plight.

Mondelopress.com Texto traducido por Beatriz Davies

2 thoughts on “Con pan y vino de la bodega Meoriga, se anda el camino en Tierra de Campos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>