01

Del Espíritu de un minero,nace una miel excelente.

Más de 150 años nos separan de las primeras concesiones mineras en el valle de Laciana, en un paraje natural que pasaría a ser un valle totalmente industrializado con todas sus montañas perforadas en busca del oro negro, cambiando la forma de vida de sus pocos habitantes y convirtiéndose en un potencial del carbón en nuestro país.

Miles de familias llegaron y se marcharon durante todos esos años incluso la mía y cuando en la década de los sesenta ya apuntaba una recesión de la minería, tampoco era fácil tener empleo y los que pudimos nos marchamos. Pero no fuimos más valientes por ello, sino más valientes fueron quienes se quedaron como testigos de la historia en el valle donde algunos dejando sus vidas.

Hoy 150 años después, las localidades del valle se encuentran como pueblos vaciados, aunque todavía quedan algunos buenos ejemplos de jóvenes como Sergio Díaz Álvarez de 39 años, nieto de los mineros Avelino Diez, (barrenista) y Abel Álvarez, (picador).  Sergio trabajó durante ocho años de ayudante de minero en la explotación en el Coto minero Cantábrico, en La Escondida, para más tarde trabajar en la Hullera Vasco – Leonesa, la compañía que sufrió unos de los accidentes más graves de su historia moderna al producirse un escape de gas grisú, donde fallecieron seis compañeros. Un poco más tarde, él mismo se convirtió en víctima de un ERE.

A partir de este momento, Sergio se convierte en un parado como muchos más jóvenes del valle pero esto ya no es una excepción, sino una normalidad que los jóvenes que quedan, vivan de lo que puedan y de las pensiones de sus padres y abuelos.

No obstante, el valle sigue teniendo sus majestuosas montañas, testigos de las vidas de tantas generaciones y continúan estando repletas de todo tipo de flores, arbustos y bosques que empiezan a mostrar sus colores mágicos naturales ahora en otoño.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sergio vecino de Villablino, es de los jóvenes que se niegan a abandonar el valle. Laciana es su tierra y quiere seguir el ejemplo de sus antepasados y poder vivir de la flora de los bosques del valle para convertirse en un buen aprendiz apicultor.  En Vega de los Ciegos, donde se encuentra el puerto de Somiedo, a 1.400 mts de altitud en la vertiente de León, existe un paraje especial con robles, brezo, piornos, fresnos, multiflores, cerezos, zarzas, espinos y sendas protegidas por los árboles. Aquí es donde Sergio con su mujer Nieves Pérez, se ha metido en un proyecto del mundo de la miel sin ningún tipo de ayudas. Tienen cuarenta y tres colmenas habitadas por un millón de abejas y un sistema de energía solar las protege de los amigos de la rica miel, como el oso, quien de vez en cuando hace alguna visita para endulzar su vida y paladar.

Sergio “Keko”, es un hombre joven con un gran espíritu y fuerza minera; para ser minero y vecino del valle, tienes que ser de una raza muy especial.  La vida en ésta tierra no es fácil y los inviernos son muy duros. Se necesita ser así para poder afrontar ésta nueva forma de vida y poder sacar a delante a su familia.

Ésta es una manera de seguir luchando por el valle, ejemplo que bien podrían tomar de este joven minero, los políticos de nuestra comunidad de Castilla y León.

Quiero felicitar a Keko por ser tan luchador, tan valiente, por no tirar la toalla y cambiar con más o menos facilidad, el mono negro y casco de la minería por la vestimenta de color blanco. Por tener tanta sensibilidad para dedicarse a la producción de la rica miel que es un manjar especial, pues también tiene propiedades curativas. Yo mismo a una edad muy temprana, con no más de diez años de edad, sufrí una infección de riñón; nuestro estupendo médico de cabecera Don Antonio en Caboalles de Abajo, en los años sesenta, me curaría recetándome kilos de miel y mucho reposo.

La miel de Keko es muy especial porque tiene el sabor de la flora de las montañas y el oscuro color que se asemeja al carbón de las minas.

Ahora el valle pasa por una situación difícil porque hay mucha falta de recursos e iniciativas empresariales y si alguien no lo remedia pronto, las próximas generaciones no lo tendrán fácil.

Mondelopress.com

From a miner´s spirit, an excellent honey is born

More than 150 years separate us from the first mining concessions in Laciana’s Valley, in a natural landscape that would change into a totally industrialised place with its perforated mountains, in the search for the “black gold”, changing also the lives of the few inhabitants and making the area a great potential for the mining industry’s growth in our country.

Thousands of families came and left during all those years, including my own and when the recession during the 60s decade arrived in the mining world, finding a job was not easy and those of us who were able to emigrate, did. But we were none the braver for it, but those who stayed as witness to the Valley’s history where so many lost their lives.

Today 150 years later, the small villages of the Valley stand as empty localities, even though there still are some examples left of Young people like 39 year old Sergio Díaz Álvarez, grandson to miners Avelino Díaz (borer) and Abel Álvarez (collier).

Sergio worked as a miner’s assistant at Coto minero Cantábrico, at La Escondida mines and at Hullera Vasco-Leonesa mines a bit later. This last one was, was the site where one of the most serious and fatal accidents in modern mining history took place, as a firedamp leak claimed the lives of six of his colleagues. Sometime later, Sergio himself would become a victim of an statutory lay-off.

From that moment on, Sergio was jobless like so many others in the valley (this is not an exception, but the norm) and young men without a job have to survive, even if it means having to live off their parents and grandparents pension.

Nevertheless, this valley still maintains its majestic mountains, witnesses to so many generation’s lives and are still covered with wild flowers, bushes and forests, showing their magic colours specially now in the autumn.

Sergio lives in Villablino and is one of the very few people who refuses to leave this place. Laciana is his birth place and he wants to carry on following his ancestors way of life and live off the mountains flora and forests; he has become a beekeeper. In Vega de los Ciegos, near Somiedo’s pass at 1.400 meters altitude, there is a special landscape with, oak trees, heather, mountain ash, brambles, hawthorn and protected foot paths. Here, Sergio and his wife Nieves Pèrez, have started a proyect in the honey world, without any help from the local goverment. He has 43 hives, inhabited by about one million bees and a solar energy system protects them from the honey loving friends, like the bear, who pays the occassional visit to sweeten his life and palate.

Sergio “Keko” to his friends, is a young man with a great mining spirit and strength; to be a miner and live in the valley, you need to be like this, so you can make front to your new way of life and feed your family. For him, this is the way to keep fighting for what he believes, an example that many polititians in Castilla-León community should follow.

I want to congratulate Keko for being such a fighter and so brave and not giving up and swapping with relative ease, his black overalls and miner’s helmet, for the white costume. For having so much sensitivity to dedícate his life to the delicious néctar, such a delicacy with medicinal properties too. At an early age of about 10, I myself suffered from a kidney infection; our GP Dr. Antonio in Caboalles de Abajo in the 60s decade, would cure it by prescribing kilos of honey and lots of rest.

Keko’s honey is very special; it has the taste of the mountain flowers and its dark colour resembles the colour of coal.

Sadly, this valley is now going through a difficult period, because the economic resourses and entrepreneurial initiatives are very slim and if no one does something about it, pretty soon the coming generations are not going to have it easy.

 

Mondelopress.com

Traducción del texto: Beatriz Davies

7 thoughts on “Del Espíritu de un minero,nace una miel excelente.

  1. Seguro que predomina el brezo en esa miel, que tiene que ser espesa, sabrosa y fuerte, como un buen espirituoso. Los frutos del cuidado de la tierra.

  2. Le conozco desde que nació, sus abuelos por parte materna, una de las mejores familias que conozco, mi querida Nélida, que E.P.D. La quería muchísimo cómo a toda la familia, ojalá tenga mucha suerte, porqué se lo merece y todo mi apoyo un gran luchador y con mucho esfuerzo y trabajo, le deseo lo mejor. Muchos besos para toda la familia.

  3. Bonita descripción sobre cómo reinventarse sin salir del entorno que uno siente y ama.
    Suerte para ese Lacianiego y todos los que intenten resucitar el Valle.

Responder a Encarna Otero Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>