Debate a 4

Un Momento para la Historia debate a 4

El debate a 4 electoral emitido por las principales cadenas televisivas de España este 13 de junio de 2016 es uno de esos momentos que entrarán a la Historia; aunque este concepto de lo que es digno de ser histórico ante en horas muy bajas, por culpa del afán de los periodistas deportivos por hacer trascendental lo irrelevante.

Pero, qué duda cabe, el primer debate en España entre cuatro candidatos a la Presidencia del Gobierno tiene muchos elementos para entrar en los anales. El mero hecho de que sean tantos los aspirantes con bastante relevancia como para entrar en liza demuestra que el panorama político español ha cambiado mucho desde otro debate

histórico: el primero entre el entonces presidente, el socialista Felipe González, y el candidato del PP, José María Aznar. Corría el año 1993 e inauguró los debates electorales televisados en España, con ecos de la política estadounidense y europea, donde ya eran habituales desde hacía treinta años. Para la democracia española, mucho más reciente y balbuceante de lo que nos gusta admitir, no sólo eran novedosos cuando en otros países ya sonaban a viejo, sino que entre

1993 y 2008 desaparecieron del paisaje.

Si en ese debate inicial entre González y Aznar podía afirmarse con rotundidad que uno de los dos iba a gobernar el país, en el de veintitrés años después ni siquiera eso estaba claro para ninguno de los cuatro participantes. Por ejemplo, de los varios debates que se celebraron con motivo de las anteriores elecciones, en diciembre de 2015, ninguno de los contendientes –que eran exactamente los mismos que ahora- logró encabezar un gobierno, lo cual ha motivado que en junio se reabran las urnas. Ahora tampoco cabe aventurar que vaya a tener mejor suerte que hace meses alguno de los cuatro hombres –ninguna mujer, en efecto- que se batieron el cobre en la pequeña pantalla: el presidente Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Unidos Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos).

De momento lo que sí está claro es que la gran ganadora, para bien y para mal, es la televisión, ese medio tan buscado como aborrecido. Los momentos previos al comienzo del último debate fueron muestra de ello, convertidos en un desfile de famosos a la altura de la gala de los Goya. Las pantallas de los televisores se han convertido en las horcas caudinas por las que deben pasar quienes deseen llegar a presidente del Gobierno. Si en 1993 los partidos marcaban al detalle las condiciones para debatir, ahora son las cadenas las que imponen su ley, que no es otra que el circense “más difícil todavía”. Eso ha hecho que veamos a políticos y ex políticos cantando a la guitarra, bailando lo que le echen, llorando abrazados a niños, colgados de aerogeneradores, llamando en directo a programas del corazón e incluso participando en ellos como tertulianos tras aparecer desnudos en una revista.
Lo que aún tenemos por ver es que alguien resuelva el paro, la amenaza al sistema de pensiones, el desastre educativo, el declive de la sanidad pública, la corrupción galopante, el caos de la Justicia, la fuga de cerebros, la carencia de futuro de los jóvenes, la ruina que amenaza al mundo agrario y la despoblación de gran parte del país..

Quién sabe, a lo mejor es porque ninguna televisión les pidió que lo hagan.

Texto. Eliseo García Nieto
Fotos. Mondelopress.com

One thought on “Un Momento para la Historia debate a 4

  1. Si, evidentemente, parece que el único ganador claro fue la TV, porque la ciudadanía se ha quedado más o menos como estaba, en mi opinión claro. No dijeron algo que no se supiera, algo verdaderamente novedoso y comprometido con el futuro y volvieron a la cansina práctica del “tú más” o la autocomplacencia.

    Esto solo benefició a Rajoy que salió bastante bien parado del “debate”. Tras cuatro años de gobierno, por llamarlo de alguna forma, en la que se ha obedecido hasta la santidad (Margallo dixit) a los impresentables tecnócratas de Bruselas y a la merkel, en los que sus correligionarios más conspicuos han robado, o han hecho la vista gorda en el saqueo de millones de euros, tras cuatro años en los que los trabajadores hemos sido pisoteados, maltratados y precarizados, en los que ha aumentado la desigualdad y el riesgo de pobreza, con gente arrojadas de sus casas, pobreza energética, niños que comen una vez al día, etc el presidente en funciones ha salido caso sin mácula gracias a la estulticia de sus tres oponentes

    Y al día siguiente, aún tenemos que soportar los comentarios del indecente Rafael Hernando, un tipejo que en cualquier país estaría fuera de cualquier cargo y reducido al silencio porque cada vez que habla es para ofender los valores cívicos.

    ¿Qué decir de los demás? Que su ineptitud nos ha llevado a este esperpéntico debate, encorsetado y soporífero, en el que cada uno parecía más preocupado por lo que no podía o debía decir para no austar al Ibex35, , que por contar a una sociedad agotada y exhausta, qué piensan hacer en serio para sacarnos de tanta injusticia, más allá de proclamar como linea roja la sagrada unidad de la patria o enzarzarse por ver quién es más socialdemócrata.

    Saludos

Responder a Txema Ruiz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>