Gijón, capital mundial de la escalada

  • por
Gijón capital mundial de la escalada

Al lado del Mar Cantábrico y a pesar de la distancia con las grandes montañas de los Picos de Europa, Gijón se convirtió la segunda semana de septiembre en la capital mundial de la escalada. Dos paredes de apenas 16 metros, instaladas en el Palacio de Deportes, dieron a conocer a los nuevos ‘spidermen’ y ‘spiderwomen’ de este deporte de potencia y destreza.

El Campeonato del Mundo de Escalada de Dificultad, Velocidad y Paraescalada concluyó con notable éxito de público, que acudió masivamente sobre todo en las jornadas finales, y de resultados. Danylo Boldyrev dejó el nombre de Gijón para la historia de este deporte con su nuevo récord del mundo de velocidad; el ucraniano fue un auténtico ‘hombre araña’ escalando la pared de 15 metros Top 30 en 5,60 segundos, marca mejoró en 10 centésimas la anterior del checo Libor Hroza.

Los nuevos reyes de la escalada que han salido de Gijón son: el checo Adam Ondra y la coreana Jain Kim, en Dificultad; el ucraniano Danylo Boldyrev y la rusa Alina Gaidamakina, en Velocidad.

En Paraescalada y Máster, los campeones fueron: el español Urko Carmona y la estadounidense Christa Belsford, en pierna amputada; Mathieu Besnard (Francia) y Elodie Orbaen (Bélgica), en NPD A; András Szijártó (Hungría) y Frances Brown (Gran Bretaña), en NPDB; Koichiro Kobayashi (Japón), en B1 masculina; Sho Aita (Japón) y Alessia Refolo (Italia), en B2; los japoneses Kazuhiro Minowada y Mika Maeoka, en B3; los estadounidenses Ryan Snyder y Maureen Beck, en brazo amputado; y Lorenzo Major (Italia), en silla de ruedas.

España sumó cuatro medallas en este mundial de Gijón: el oro de Urko Carmona (Paraescalada, pierna amputada) y las platas de Ramonet Julián (Dificultad), Paula de la Calle (Máster Paraescalada, brazo amputado) y Ricardo Pérez (Máster Paraescalada, B3)

El presidente de la Federación Internacional de Escalada (IFSC), Marco Scolaris, clausuró los campeonatos con palabras de agradecimiento a la ciudad de Gijón, al público, a los competidores, a los técnicos y a los países participantes. La próxima cita será en París-Bercy en 2016.

Por esa razón, Joan Garrigós, presidente de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), entregó la bandera del Campeonato del Mundo al próximo organizador, la federación francesa, en cuya representación la recogió el competidor galo Manuel Romain.

J.R. RODRÍGUEZ

Compártelo en redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *