04 zarzuela (2)

Todos unidos por el Hermano Asno

S.M. la Reina Doña Sofía presidió una reunión de trabajo de la Fundación Reina Sofía con organizaciones protectoras del burro, para analizar el impacto global del comercio de su piel.

Durante la reunión, celebrada en el Palacio de La Zarzuela, se ha analizado el impacto del comercio a gran escala de la piel de burro para producir una gelatina (ejiao) usada en la  medicina tradicional china, con especial repercusión en África, tanto en los animales como en la población.

Palacio de La Zarzuela 17.01.2020

Su Majestad la Reina Doña Sofía presidió una reunión de trabajo para analizar el impacto global del comercio en gran número de la piel de burro para la producción de ejiao y compartir posibles actuaciones, en la que participaron, además de la Fundación Reina Sofía, las siguientes organizaciones: Brooke, The Donkey Sanctuary, Adebo, Aszal, Fundación ANAA, Fundación Casa del Burro y Hermano Asno.

El intercambio de opiniones entre los participantes fue amplio y abierto, abordando todos los aspectos de la amenaza actual que supone, para el mantenimiento de las poblaciones de burros mundiales, el comercio de la piel de burro para la producción en gran cantidad de gelatina ejiao, así como específicamente lo relacionado con las poblaciones de burros y su bienestar en España.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El comercio mundial de pieles de burro para la producción de ejiao, un ungüento tradicional chino de uso extendido tanto a productos de alimentación como de cosmética, y cuyas propiedades curativas no están sustentadas por evidencia científica, está mermando las poblaciones de burros en todo el mundo. Ello es particularmente acusado en países de África, donde los burros constituyen un elemento crucial en los medios de vida de las comunidades más pobres del mundo, en las que se utiliza el asno para trabajos domésticos y transporte, y cuya eliminación genera pobreza al depender del trabajo de estos animales el sustento de millones de personas.

Los actuales niveles insostenibles de demanda de ejiao amenaza a las poblaciones de burros mundiales, a menos que los gobiernos nacionales toman medidas correctivas, habiendo ya reaccionado ciertos países restringiendo el comercio y exportación de los burros. Este problema no solo afecta a los países menos desarrollados, sino también a zonas que están desarrollándose económicamente y que, con la mecanización, abandonan sus asnos de forma masiva, los cuales terminan comercializándose para su sacrificio.

Por su parte en España, y en otros países desarrollados, a la vista de las dimensiones globales y retornos de este comercio, no puede descartarse que pueda verse amenazada la población de las razas autóctonas en peligro de extinción, respecto de las cuales en los últimos años asociaciones y particulares han realizado un laborioso trabajo de conservación y rejuvenecimiento del censo reproductor, en el que han contado con la ayuda de las instituciones públicas (Unión Europea, Estado y Comunidades Autónomas), en tanto patrimonio de todos. Para evitar este peligro, se manifiesta necesario el impulso de usos productivos de estos burros, que garanticen la pervivencia de estos animales tan culturalmente ligados a nuestra sociedad y a nuestro paisaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>