Cacabelos recrea – muy bien-la batalla de 1809 entre Ingleses y Franceses

Cacabelos

Muy lejos de su tierra, seis mil soldados ingleses y franceses se encontraron al pie de las montañas que separan Galicia de la meseta, en Cacabelos. Muchos perdieron allí la vida el 3 de enero de 1809.

Las tropas inglesas, con sir John Moore al frente, huían hacia La Coruña. Las francesas, al mando del general Colbert, los seguían. Y se enfrentaron en las calles estrechas de Cacabelos, en el Camino de Santiago.

A las seis de la tarde del sábado 24 de enero un gran disparo de cañón hace temblar el suelo para revivir la Batalla de Cacabelos.
Centenares de vecinos y figurantes de Burgos, Euskadi, Galicia y Francia, con los coloristas uniformes de época y los fusiles correspondientes recorren las estrechas calles acosándose y persiguiéndose en el intento de tomar el Puente sobre el río Cúa para seguir camino.

En ese puente un disparo derriba de su caballo al joven Colbert, que queda allí tendido, exánime. Y como él otros cientos de soldados de ambos bandos murieron aquel día, entre maniobras de distracción , cargas, asaltos, engaños, barricadas y persecuciones que duraron hasta la noche.
Cañones y fusiles disparan 50 kilos de pólvora que crean un auténtico clima bélico de sonido y olor. Y los descendientes de los paisanos hostigan con sus aperos de labranza a los soldados.

A los franceses no les dan ni agua. Pero los escoceses se refrescan con cerveza, levantan sus faldas y les enseñan el trasero a los soldados de Napoleón. Tres sacerdotes se encargan de dar los últimos consuelos a los moribundos. Y así durante dos horas.
En el 1809 ningún bando ganó la batalla, aunque los ingleses resolvieron su evacuación.
Tampoco ahora hubo vencedores y vencidos. La teniente de alcalde María del Mar Enríquez, que recibió a mediodía a las tropas en la plaza del Ayuntamiento, realizó una ofrenda en el Parque Municipal en memoria de los caídos en la Batalla.

El pueblo se sumó y disfrutó. Del colorido, de la fiesta, del ruido, del humo, de la pólvora, del buen vino de la tierra. Felicitaciones a los organizadores. La Recreación de la Batalla de Cacabelos tiene un gran futuro. Es un espectáculo vivo, envolvente.

Y gracias a las magníficas trabajadoras del Hotel Villa de Cacabelos, mi cuartel general en este estupendo fin de semana.

Mondelopress.com

Compártelo en redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *