01

El Lúpulo, es el oro verde de Carrizo de la Ribera

Desde los años cincuenta, Carrizo de la Ribera es la localidad donde se planta y cosecha el 95% de la producción del lúpulo a nivel nacional; la ribera del río Órbigo es la más poblada por kilómetro cuadrado de la provincia de Castilla y León, con un total de 2.200 habitantes. Carrizo de la Ribera tiene un Puente de Hierro construido a últimos del siglo XVIII sobre el río Órbigo, el cual nace en el pantano de Luna y río Omaña, donde se dan cita los aficionados a la pesca de la trucha, siendo ésta comarca famosa por su deliciosa sopa.

A ambos lados del puente, se encuentran unas zonas protegidas por choperas, parques de recreo y prácticas de deporte que dan la bienvenida a los visitantes.

Estamos a primeros de septiembre en plena recogida del lúpulo con una temperatura de 32 grados centígrados; el ambiente en la localidad es muy cordial y agradable pues en la terraza del restaurante Yerard 44 y bajo la sombra de los árboles plataneros, se recrean medio centenar de vecinos jugando a las cartas y leyendo el periódico, mostrando una estupenda convivencia. Durante los primeros días del mes de agosto celebraron la 19 edición de la fiesta de la cerveza.

Me acompaña y hace de guía privado José Fernández, magistral alcalde nuevo en estas líderes del servicio a los ciudadanos y muy querido por todos los carrizanos. José me presenta a los hermanos Carlos y Fernando Muñíz que ya son la tercera generación y cultivan unas 8 hectáreas heredadas de su padre Carlos y su abuelo Enrique hace ya cuarenta años. Tienen unas instalaciones muy bien equipadas para el pelado de la planta y secado de ésta en los hornos, con una sala moderna y unos secadores provistos de unos calentadores de aire muy potentes.  El secado del lúpulo dura unas doce horas, durante las cuales el lúpulo pierde el 75% de humedad; normalmente suele quedar un 8%. La máquina del pelado es de fabricación española y tiene 60 años. Éste tipo de maquinaria empezó a ser fabricada en Alemania. Carlos y su hermano trabajan una jornada muy larga que dura desde las 6 de la mañana, hasta las 9 de la noche.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

José el alcalde, gran conocedor del sector y gran viajero, me dice que los tallos del lúpulo se llaman “ruchos” y los que trabajan el lúpulo, “lupuleros”. El amargor tan distintivo de la cerveza, se obtiene del polen de la flor o “lupulina” y cuya intensidad se mide por grados: Grados Alfa. Las hojas y las ramas que también se aprovechan, se utilizan como compost puesto que sus propiedades son muy ricas y beneficiosas para la tierra. La época del lúpulo empieza en marzo y tiene mucho trabajo porque una vez que los brotes salen de la tierra, hay que seleccionarlos y dejar tres tallos o “guías” y después según van creciendo, ir ayudándoles a que se vayan enroscando en sí mismas.

La comarca vive de la planta del lúpulo; en estos días, todos los propietarios de las parcelas de plantaciones se emplean a fondo para recoger toda la cosecha en veinte días, utilizando todos los recursos necesarios que estén a su alcance; jornaleros, familiares o amigos. Es un trabajo muy duro y requiere de mucho cuidado durante todo el año para conseguir la máxima calidad posible, ya que es la base económica familiar.

En una parcela por camino Arroqueros, me encuentro con todo un ejemplo de una de éstas familias. José Benito Alcoba tiene una experiencia de 49 años en el cultivo. Está subido a una plataforma a unos 7 metros de altura, colocada en un remolque y es arrastrado por un tractor conducido con gran destreza y profesionalidad por Lidia, la mayor de sus dos hijas. De su buen hacer depende la seguridad de su padre que va descolgando las plantas y con la ayuda de Leti, su otra hija, las van colocando en el remolque. A Leti no le falta el carácter de la tierra leonesa para decirme “que no la saque, porque no está arreglada”, mientras que la jefa de la familia, la esposa y madre Mari, cuida de que todo vaya correctamente. Es todo un trabajo de equipo ejemplar y me da mucha alegría ver a ésta familia tan unida – Lidia y su hermana Leti, compaginan sus estudios universitarios y carreras con los quehaceres de la casa, la base de la familia.

Mondelopress.com

 

Hops, is the green gold of Carrizo de la Ribera

Carrizo de la Ribera has been from the 1950s, nationally recognised for growing 95% of Spanish hop production. Ribera del Órbigo, is the most populated area by square kilometre in Castilla-León province, with a total of 2.200 inhabitants. Carrizo de la Ribera has an Iron Bridge built in the 18th Century and it crosses the Órbigo river, whose sources are Pantano de Luna and Omaña river. Here, the trout fishermen congregate every year; this area is also well known for the delicious culinary dish “trout soup”.

On both sides of the bridge, large gardens, sport areas and a huge poplar grove welcome all visitors.

It’s the begining of September and in full hop season, a temperature of 32 degrees; the atmosphere in town is very pleasant and friendly. Outside Yerard 44 restaurant, in the shade, under oriental plane trees, around fifty local men play card games and read daily newspapers, the sign of a happy coexistence. The 19th beer Fest took place here at the begining of August.

Accompanying me and being my personal guide, is José Fernández the Mayor, new to Public Service and much loved by all Carrizo’s citizens. José introduces me to Carlos and Fernando Muñíz, two brothers who are third generation of hop growers, having inherited 8 hectares from their father Carlos and grandfather Enrique, 40 years ago. They have big premises, very well equiped for peeling and drying hops. They have big ovens and hot air dryers which are very powerful. Drying hop takes about 12 hours by which time it looses 75% of humidity. At the end of this drying process, the plant must only be left preferably with 8% of humidity. The machine they use to peel and separate the flowers, it’s made in Spain and it’s sixty years old. Originally, these machines were made in Germany. Carlos and his brother work a really long shift, from 6am to 9pm.

José the Mayor has great knowledge in this agricultural sector and is well travelled. He tells me the long stems of the plant are called “ruchos” and the hop workers “lupuleros”. The characteristic beer bitter taste, comes from the flowers pollen, called “lupulina” and this bitterness is meassured by grades: Alfa Grades. The long stems and leaves do not go to waste either, and are used as compost for their great nutrients. The hop season is a long one; it starts in March, when the young new shoots called “guides”, need to be thined out to only three and have to be trained as they grow upwards, clockwise.

During the hop harvesting that lasts twenty days, all the growers need all the help they can get, relying on other growers, friends and family to finish in time. This is all very hard work; the plant needs care all year round if they want to get the best quality.  The family’s economy depends on it.

In one of these fields along Arroqueros way, I find a true example of one of these families. José Benito Alcoba has forty years experience growing hops. He is standing on a platform seven meters high, attached to a trailer and pulled by a tractor dexterously and professionally driven by Lidia, the eldest of his two daughters. His life is in her hands while he unhooks the tall plants and is being helped at the same time by Leti, the younges daughter. Both lay the long plants carefully on the trailer. Leti has a strong Leon character and says to me: “you are not going to photograph me looking like this, are you?”. All this work is being supervised by their wife and mother Mari, who makes sure everything runs smoothly. It is all great team work, really admirable and it really makes me very happy  – Lidia and Leti combine their university studies and careers with the country life and home, the true fundations of this family.

 

Traducción del texto: Beatriz Davies

Mondelopress.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>