El castillo de La Mota, testigo ahora de la producción de aceite

  • por

De la Castilla que toma su nombre, pocos castillos tienen tanta historia como el de La Mota, en Medina del Campo (Valladolid), que fue capital financiera de Europa cuando la lana era como el oro. También  acogió a la reina Juana “La Loca” y fue la última morada de la reina Isabel La Católica.

En las últimas décadas los emprendedores de esta tierra convirtieron sus vides en un acreditado Ribera del Duero, y ahora el Grupo Matarromera da un paso más y consolida su producción de aceite de oliva virgen.

El oro líquido, como se ha llamado al aceite, más el vino, vuelven a poner en valor las tierras de Medina y hacen que me sienta orgulloso de esta España y de sus emprendedores a medida que la recorro y veo cómo se trabaja y produce.

Este lunes, máquinas de última generación y hombres comenzaron a recorrer en estas tierras castellanas más de un centenar de hectáreas de olivos, algunas de ellas con tratamiento ecológico, para recoger 250.000 kilos de aceituna, con los que esperan elaborar 70.000 botellas de aceite de oliva virgen de la máxima calidad, como es tradición en el grupo.

 

Bajo la marca Oliduero, los exquisitos podrán elegir la variedad Cosecha Temprana o Secret Blend, dos de las más exclusivas, con una producción de unas dos mil botellas cada una. Otras producciones son Prestigio y Ecológico. 

El director de la almazara, Alberto Gómez, está seguro de que lograrán un aceite de muy buena calidad este año, en que la producción ha aumentado un 75 por ciento.

El Grupo Matarromera apostó en el 2007 por potenciar este cultivo ancestral de la zona y en 2014 construyó la almazara Oliduero, ubicada en las inmediaciones de la Bodega Emina Rueda, bajo la sombra del castillo de La Mota.

La almazara es también un reclamo turístico para Medina del Campo y su comarca, porque en el Centro de Interpretación del Olivo se puede conocer el proceso de elaboración del aceite, los diferentes tipos y otras curiosidades oleícolas.

Lo recomiendo como un buen lugar para aprender, valorar nuestros recursos naturales y agradecer los avances tecnológicos y los emprendedores que nos permiten tener calidad de vida.

 

Compártelo en redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *