Un molino del siglo XIX testigo del hermanamiento del Botillo del Bierzo y el Calcot de Valls. La política separa pero la comida une, que es lo que nos hace falta.

En la localidad leonesa de Villoria de Orbigo, siguiendo por un camino de tierra y acompañado por el ruido de las aguas del Canal del Moro y plantaciones de lúpulo, chopos, remolacha y maíz,  te encuentras con un chopo centenario. Y ahí una terraza y una presa con las aguas que pasan por debajo del visible  molino al que en otros tiempos llevaban a moler sus cosechas los vecinos de la comarca de La Ribera de Órbigo.

El catalán Xavier Cuadras y su esposa leonesa, Ana Belén, se instalaran ya hace  17 años en el molino y lo convirtieron en Restaurante El Reguero Moro.

El viejo molino, del siglo XIX,  está rodeado de naturaleza y mucha tranquilidad, con suelos de barro y techos de madera en el comedor rústico, más dos reservados y un altillo. También dispone de  jardines y terraza protegida por árboles muy frondosos y con el sonido del agua que te relaja.

Un marco fenomenal para hacer muy agradable el Tercer Hermanamiento del Botillo del Bierzo y el Calcot de Valls, un pretexto para una estupenda fiesta de encuentro de dos productos Internacionales y otras exquisiteces de la tierra.

Primero, un aperitivo de cecina de Embutidos Entrepeñas, cortada por el cortador Agustín Risueño.

Asisten los  miembros de la IGP  de  Calcot de Valls  y del Botillo del Bierzo, los Presidentes de los respectivos Consejo Regulador, Francisco Xavier Amill y Óscar Ramos, y el alcalde de Villarejo de Órbigo, Joaquín Llamas. Y presenta la fiesta el periodista Javier Pérez.

Siguen más cecina de León, y productos de Quesería Artesanal el Palacio, de Beatriz de Lera Rodríguez.

Y el plato estrella que tuvimos la fortuna de saborear:  el estupendo Calçots hecho en las barbacoa de los jardines, con una salsa de Romescu elaborada con pimiento choricero, tomate maduro, ajo, aceite, de oliva y almendras. Y el Botillo con cachelos y asa de cántaro.

Todo regado con un vino prieto picudo El médico de Pedro Gonzalez Mittelbrunn, de la bodega Leyenda del Páramo.

Para rematar tan excelentes manjares, de postre tomamos un Mantecado Imperial de la comarca con crema catalana.

Una magnífica fiesta para unir personas y productos tan exclusivos.

Muchas felicidades, Xavier y Ana Belén. Sois grandes.

Mondelopress.com

Compártelo en redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *