La Torta del Casar existe por accidente

La Torta del Casar

Algunos teóricos dicen que el manjar conocido como la Torta del Casar tiene su origen en el intento de conservar la leche mediante su transformación en queso. Pero un anciano de la localidad del Casar de Cáceres me aseguró que el descubrimiento de la fórmula fue por accidente: de cada diez quesos que elaboraban los pastores con leche de oveja se estropeaban la mitad. Quizás por el cambio de temperatura y otros factores. Pero alguien se percató de que no se estropeaban sino que maduraban de otra manera, y estaban buenísimos.

En cualquier caso, de aquellos “fracasos” surgieron nada menos que seis queserías en la localidad del Casar, con 4.800 habitantes, y en su comarca, que han conseguido un producto típico que se exporta a medio mundo con denominación de origen protegida europea.

No es fácil producir un queso tan especial. Del 3 al 9 de octubre se celebró la XXII Semana Torta del Casar con muchas actividades para saber cómo se hace, concursos y, sin complejos, en colaboración con la Asociación Ruta Europea del Queso, montar una muestra con queso de Mahón, de Cabrales, y otros del País Vasco y Cataluña.

Para el queso natural que conocemos como torta del Casar (porque se abombaba y parecía una torta de pan) sólo hacen falta unos cinco litros de leche cruda de oveja merina o entrefina, sal y un cuajo extraído del cardo Cynara cardunculus, abundante en la comarca. Más el saber de los maestros artesanos y un duro trabajo de mover dos veces al día durante sesenta las tortas.

El resultado lo conocemos todos: un producto exquisito, con una textura inconfundible y un sabor pleno.

Varios miles de visitantes acudimos a estas Jornadas de la Torta del Casar, cuya DOP preside Angel Pacheco, y a la cooperativa de Coprado. Exportan a China, Japón, EEUU y otros quince países, nos dicen mientras degustamos también unas migas extremeñas y la cerveza artesanal “Bravía del Casar”, elaborada también con los cardos Cynara cardunculus.

Es una gran experiencia ser testigo de la elaboración de la Torta en la Quesería Artesanal Doña Francisca, donde se producen cientos de tortas diarias con una elaboración muy precisa y coordinada.

A las personas que consideran que es cara la famosa torta, tengo que decirles que es tremendo el trabajo que da y las horas de elaboración, con reposo en las cámaras frigoríficas, y durante 60 días moviendo cada pieza dos veces al día.

Es una cadena de elaboración dirigida por el Maestro quesero Diego Lindo y Eladio Villegas, con Juan regidor, Patricia Romero, Saray Moreno, Jorge lindo y David Pinto. Mientras me encuentro en la quesería observando su precisa tarea les comunican que les han otorgado un premio del queso de cabra de pasta blanca, el Cincho de plata 2016. Ha sido un placer saber más de la Torta del Casar con sus queseros y vecinos.

Mondelopress.com

Compártelo en redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

2 comentarios en «La Torta del Casar existe por accidente»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *