Miguel Indurain: Caballero del Deporte

Miguel Induráin (Villava, Navarra, 16 de julio de 1964) ha sido el mejor ciclista de la historia de España. Sus hazañas han sido increíbles. Era y es un hombre tranquilo, serio, nada que ver con el gran Bahamontes, el José Manuel Fuente rompedor o el Luis Ocaña drástico. Estos fueron grandes campeones, pero siempre fueron acompañados de polémicas. Nuestro Induráin no.

Habrá vivido durante su vida profesional broncas, situaciones difíciles o crisis importantes, pero las ha guardado en casa. Las ha gestionado y resuelto en privado.

Las fotos de Mondelo, fotoperiodista de la Agencia Efe durante muchos años, resumen su carrera y nos muestran algunos de sus momentos más felices, y también algunos tristes, pocos porque su vida profesional estuvo cargada de éxitos en la carrera más importante del mundo, el Tour de Francia, pero también en otras importantes competiciones.

Ganó cinco Tour de forma consecutiva y perdió el que más le hubiera gustado ganar, el que pasaba por su Pamplona. Allí en las rampas de Larrau, muy cerca de su casa, entendió que su vida en la élite había llegado al final. El puerto se le atragantó y quedó muerto.

Se hizo con el Giro en dos ocasiones 1992 y 1993 y siempre a su sombra, o mejor al sol, estaba nuestro Mondelo en moto o a pie para dejar constancia de que ir vestido de rosa en Italia en primavera es espectacular.

Batió el récord de la hora en Burdeos en el año 1994 con su famosa ‘Espada’ una bicicleta que cortaba que con la fuerza de nuestro ciclista. Logró romper el reloj, algo que no había hecho ningún ciclista español.

Fue campeón del mundo contra el crono en 1995 y olímpico en la especialidad en 1996. La Volta, París Niza, Dauphine Libére, y muchas otras carreras forman parte de su curriculum en el que siempre era seguido, o perseguido, por nuestro Mondelo.

Cuando se podía Mondelo viajaba como fotografo `paquete’ y si no era posible iba con su BMW y pasaba al pelotón. Pie a tierra  disparaba su máquina para que toda España, y periódicos de todo el mundo, vieran sus hazañas. Luego otra pasada al pelotón y otro disparo.

Induráin forma junto a Eddy Merckx, Bernard Hinault, Jacques Anquetil y Fausto Coppi el reducido club de los grandes de este deporte salvaje.

Nuestro Mondelo fotografió, y así se puede ver en la exposición, al `Caníbal (Merckx)’, con Miguel poco después de batir el récord de la hora en Burdeos.

La muestra también incluye algunas imágenes de la vida privada de nuestro campeón, como su boda con Marisa o la entrega del Premio Príncipe de Asturias, un privilegio que muy pocas estrellas españolas han logrado. Estas imágenes recogen la vida profesional del mejor ciclista de la historia de España hechas por un grande de la fotografía.

Mondelo siguió y fotografió sus primeros éxitos por las carreteras francesas, de los que yo también fui testigo, y también inmortalizó su retirada en Asturias en una etapa de la Vuelta a España en la fue su última carrera. Su cuerpo había dicho basta.

Texto de Pedro Blasco. Periodista.

Fotos Mondelopress.com

Compártelo en redes...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *